Chungui: Se entregaron restos de 78 pobladores asesinados

Foto: Servindi

Foto: Servindi

Ayacucho, Perú (Spacio Libre).- La titular de la Segunda Fiscalía Penal Supraprovincial de Ayacucho, Jhousy Aburto Garavito, ordenó la entrega de 78 restos óseos de pobladores asesinados en las comunidades de Huecchues, Pallccas, Chupón, Chinchibamba, Espinco y Rumicacha, distrito de Chungui, en la provincia de La Mar, Ayacucho.

Esto se realizó en los ambientes del Laboratorio de Investigación Forense del Ministerio Público en Huamanga (Ayacucho), para lo cual unos 140 familiares de los fallecidos fueron convocados para llenar la documentación pertinente y certificar el traslado de los restos a sus respectivos ataúdes, junto al personal fiscal y peritos. Esto después de 20 años durante los cuales las familias de las víctimas no supieran el paradero de sus seres queridos.

Los cuerpos de estas víctimas de tanto el Ejército Peruano como Sendero Luminoso fueron recuperados tras un trabajo de exhumación y pericias antropológicas y odontológicas forenses, realizadas desde noviembre del año pasado a cargo de personal del Laboratorio de Investigación Forense de Huamanga, el Centro Andino de Investigaciones Antropológico Forenses (CENIA) y la Comisión de Derechos Humanos (COMISEDH).

Según la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), en la zona conocida como “Oreja de Perro” cerca de 1,381 ciudadanos fueron aniquilados y desaparecidos durante el conflicto armado interno, de los que solo se han registrado 141, entre ellos 10 menores de edad. En sus últimos momentos, la mayoría de estas personas sufrió el sadismo de Sendero Luminoso y fue cruelmente torturada por miembros del Ejército Peruano. Los chunguinos fueron obligados a cavar las fosas comunes donde luego se les encontró.

Foto: Servindi

Foto: Servindi

Por su parte, la organización Amnistía Internacional solicita como un todo a las autoridades peruanas que garanticen el acceso a la información sobre cada caso por parte de los familiares de las víctimas. Esto incluye datos sobre quién o quiénes ordenaron la privación de la libertad, cuándo el hecho tuvo lugar, el sitio donde se encuentra la persona en cuestión, y las circunstancias de su deceso, sea el caso.

“Es muy frecuente que la suerte de las personas que sufren desapariciones forzosas nunca llegue a esclarecerse. Sus familias y amistades, en muchos casos, jamás llegan a saber qué les sucedió. Esta semana en Chungui y Pichari, varias familias han logrado despedirse y enterrar a sus familiares desaparecidos” dijo el director de Amnistía Internacional en Perú, Juan Carlos La Puente.

“Alguien es responsable por las personas desaparecidas de Chungui y Pichari. La desaparición forzada constituye una violación de derechos humanos, pero frecuentemente los responsables eluden la acción de la justicia. Este no debe ser el caso, los responsables de estas graves violaciones de derechos humanos deben ser llevados ante la justicia, y debe otorgarse un resarcimiento adecuado a las víctimas y a sus familias”, enfatizó.

Foto: Internet

Foto: Internet

¿Quiere saber más?

El libro “Chungui: Violencia y trazos de memoria”, del antropólogo y artista ayacuchano Edilberto Jiménez, relata de forma contundente el infierno de todo lo vivido por las víctimas de la violencia que azotó a Ayacucho.

Tomemos en consideración

Las desapariciones forzadas violan los derechos humanos. Entre los más importantes tenemos:

  • Seguridad y dignidad
  • No padecer tortura, así como tratamientos o sentencias insoportables, inhumanas o humillantes.
  • En caso de culpabilidad, ser juzgada de manera insobornable.
  • Tener una vida familiar.
  • Derecho a la vida, como en los casos de desapariciones o asesinatos.

Por: Jaime Canicoba / @Canicoba307

Comments

comments

Tags: , , ,